La Comisión de Seguridad y Combate a la Narcoactividad de la Asamblea Legislativa, analiza un proyecto de decreto con disposiciones especiales para un control más efectivo de miembros de pandillas que llegan deportados al país.

De acuerdo al viceministro de Justicia, Raúl Antonio López, se daría facultades a la Policía Nacional Civil, para perfilar a sujetos que representan algún grado de peligrosidad a la población salvadoreña.

Con esto se estarían tomando ciertas medidas de control como: dirección exacta de residencia del deportado, actividades a las que se dediquen y también se contempla la posibilidad de ser sometidos a un proceso de resocialización o internamiento temporal que no implicaría encarcelamiento penal.

El viceministro aclaró que este decreto no será aplicado a todas las personas que llegan al país en calidad de deportadas, sino más bien para aquellos sujetos que son retornados por algún antecedente penal.Asamblea Legislativa analiza propuesta para el control de personas deportadas con antecedente criminal

Agregó que el 83% de la gente que ingresa al país procedente de los Estados Unidos son personas honradas y trabajadoras que buscan mejores oportunidades, regresando al país por ser indocumentados.

Desde enero a la fecha 1,060 mujeres y más de 4 mil hombres han sido deportados de estos 718 retornados tienen antecedentes penales. Solo un 17% de ellos han cometido algún delito en los Estados Unidos.