Se trata de un préstamo por 100 millones de dólares del Banco Centroamericano de Integración Económica BCIE,  destinado a proyectos de infraestructura, flota vehicular y laboratorios de la Policía Nacional Civil.

Entre algunos de los proyectos de infraestructura se encuentran la construcción de delegaciones como la de Sonsonate, Cabañas, subdelegación de Olocuilta y la División de Seguridad Vial entre otros.

De igual manera se pretende invertir en el laboratorio de ADN de la Policía, descentralización del laboratorio balístico, equipo informático forense y sistema de comunicación.

De ser aprobado el préstamo sería ejecutado en cinco años y fortalecería el trabajo de la corporación policial.