Prevención

El país realiza esfuerzos de prevención en consonancia con el objetivo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), de ayudar a las personas a evitar o retrasar el inicio del uso de drogas. Constituye una acción anticipada y está orientada a evitar el daño que genera el consumo de drogas. La prevención eficaz de drogas tiene lugar en los diferentes ámbitos donde transcurre la vida de las personas como su familia, escuela, lugar de trabajo y comunidad. Ambas clasificaciones se utilizan en la actualidad y no son necesariamente excluyentes entre sí.

La prevención universal es aquella estrategia que desarrolla acciones dirigidas de manera general a toda la población independientemente del nivel de riesgo a que está sometida. Así se pueden entender aquellas acciones de prevención orientadas a los jóvenes escolares, que tienen por objetivo fortalecer sus factores protectores en términos generales. La prevención selectiva es una estrategia preventiva cuyas acciones van dirigidas a un segmento de población concreto que, por características personales, del entorno social, familiar, socio-cultural y de relación, se hallan expuestos a diversos factores de riesgo capaces de generar problemas relacionados con las drogas. En cambio, la prevención indicada es una estrategia preventiva dirigida principalmente a menores de edad en riesgo, que ya están haciendo consumos sistemáticos de drogas y con importantes trastornos de conducta y autocontrol, además de déficit adaptativos potenciados por su consumo problemático.

En El Salvador, el Ministerio de Educación (MINED) en el marco del Modelo de Educación y Desarrollo Integral para la Primera Infancia, en la serie de documentos dirigidos a las madres y padres de familia, así como en el Programa de Estudios de la asignatura de Ciencias, Salud y Medio Ambiente incluye la prevención de drogas y alcohol, para que los estudiantes de los centros educativos del sector público y privado conozcan sobre los riesgos de las sustancias psicoactivas para la salud y el desarrollo socioemocional. Asimismo, en coordinación con otras instituciones gubernamentales, se refuerza la temática con estudiantes, madres y padres de familia en horario extracurricular, por medio de programas tales como “Familias Fuertes” en centros escolares de diez municipios priorizados con altos índices de violencia.

Los programas de prevención en centros educativos públicos y privados, que a nivel nacional implementó el Ministerio de Educación (Juárez, 2013) , se enmarcan en el ámbito de la prevención universal y dirigidos a estudiantes desde primaria hasta bachillerato, incluyendo a los jóvenes que estudian en modalidades flexibles.

El MINED implementó 6 programas de prevención en centros educativos públicos y privados a nivel nacional. Todos sus programas están en el ámbito de la prevención primaria: gestión integral ciudadana, educación para la vida y el trabajo, educación en derechos humanos, valores y ciudadanía; arte, cultura, recreación y deporte; orientación para la vida; ciencia, salud y medio ambiente.

El Ministerio de Salud (MINSAL) realiza acciones de prevención en establecimientos de salud (Juárez,2013) , entre ellos: 3 Unidades de Salud, 5 Hospitales de segundo nivel de atención y 2 Hospitales de tercer nivel de atención, implementando estos programas de prevención en los 10 establecimientos según se puede apreciar en la Tabla 12. En las Unidades de Salud, estos programas se implementan a través de los Servicios Polivalentes de Atención Psicosocial conocidos como SEPAPS. Se visualiza que los hospitales de segundo y tercer nivel de atención están enfocados en los niveles de prevención primaria, secundaria y terciaria. La población a la que el MINSAL dirige sus programas es diversa.