Una estructura delincuencial que operaba en los departamentos de La Libertad Sonsonate y Santa Ana, fue desarticulada luego de un proceso de investigación desarrollado por la Policía Nacional Civil y la Fiscalía General de la República.

El procedimiento se desarrolló en los municipios de Sacacoyo, Ciudad Arce, El Congo, Coatepeque, Santa Ana y Ahuachapán. De un total de 25 órdenes de captura se hicieron efectivas 23, entre los que se encuentran seis elementos de la corporación policial y a quienes se les acusa de formar parte de una estructura de sicariato.

“No puede permitirse ni se tolerará la existencia de ningún grupo que tenga como finalidad dar muerte a cualquier ciudadano, independientemente sea de un grupo delincuencial o no”, afirmó el ministro de justicia y seguridad pública, Mauricio Ramírez Landaverde.

Los imputados habrían cometidos al menos 11 asesinatos entre los años 2014 y 2015. De igual manera facilitaban armas y uniformes para que se cometieran los homicidios.

“Nosotros como policía estamos demostrando una vez más que cuando miembros de la institución tienen algún tipo de participación delictiva, no solo participamos activamente en la investigación, sino que respetamos lo dispuesto por cualquier ente del Estado como en este caso la Fiscalía”, dijo el director de la Policía Nacional Civil, Howard Cotto.