El Ministro de Justicia y Seguridad Pública, Mauricio Ramírez Landaverde, informó que se han desconectado un total de 15 antenas telefónicas que se encontraban emitiendo señal en los alrededor de diferentes centros penales del país.

El objetivo de la medida es evitar que los reos tengan acceso a señales telefónicas para seguir ordenando el cometimiento de ilícitos desde los penales.

El titular de esta cartera de Estado hizo el llamado a las empresas telefónicas a que colaboren bloqueando la emisión de señal en los perímetros de los centros penitenciarios, ya que de lo contrario se procederá a ejecutar las medidas que demanda la ley.

Desde el 29 de marzo se decretó un estado de emergencia en siete centros penitenciarios, esto acompañado de una serie de medidas extraordinarias aprobadas recientemente por la Asamblea Legislativa.

Las acciones se están implementan en los penales de Ciudad Barrios, San Francisco Gotera, Cojutepeque, Izalco, Chalatenango, Quezaltepeque y Zacatecoluca.