Se trata de un contingente especial conformado por 600 efectivos militares y 400 de elementos de unidades élites de la Policía Nacional Civil. Esta fuerza conjunta tendrá un mando unificado y  estará empeñada en llevar seguridad y tranquilidad en aquellas zonas de mayor incidencia delincuencial.

El despliegue de este grupo forma parte de las medidas extraordinarias que se impulsan para enfrentar más eficazmente el combate a estructuras  delincuenciales que operan en el territorio.

De acuerdo al director de la Policía Nacional Civil, Howard Cotto, tres de las misiones principales serán la desarticulación de estructuras que operan en la zona rural, identificación y captura de los 100 principales líderes que se encuentran en libertad y la neutralización de de grupos que cometen homicidios.

Para lograr estos objetivos las fuerzas especiales tendrán a su disposición medios de transporte terrestre, aéreo y marítimo que les permita ser efectivos en su trabajo de combate a las estructuras delincuenciales. De igual manera se cuenta con unidades de inteligencia así como el apoyo de miembros de la Fiscalía General de la República.Despliegan Fuerzas Especializadas de Reacción

El Vicepresidente de la República, Oscar Ortiz, reconoció el esfuerzo de unidad que se ha desarrollado para poner en marcha las medidas extraordinarias que ya se ejecutan. Agregó que es necesario desarticular la estructura de extorsión que opera en el país.

De igual manera instó a los equipos conjuntos para que trabajen  respetando los derechos de los ciudadanos honrados y actuando con fuerza y determinación en contra de aquellos involucrados en grupos delincuenciales, pero dentro de los parámetros que establecen las leyes del país.