Los fondos recolectados producto de la contribución especial a la telefonía serán destinados a diferentes proyectos integrales de seguridad, así lo informó el Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén.

En este sentido, y luego de una análisis realizado en el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia, se determinó que los recursos se utilizarán para fortalecer a las Policía Nacional Civil y unidades del Ejército que acompañan tareas de seguridad, reforzar la capacidad de movilidad de las equipos desplegados sectores priorizados, contratación de cien nuevos fiscales, construcción de un megatec en el municipio de Apopa y entrega de becas.

De acuerdo al ministro de Hacienda los fondos serán asignados de la siguiente manera: $3.6 millones para bono policial y agentes penitenciarios, $1.9 millones para bono de efectivos militares en tareas de seguridad, $1.2 millones para Fiscalía General de la República, $1 millón para programa de becas y emprendedurismo, $2.3 millones para fortalecimiento logístico policial y un millón para el megatec.

Por su parte el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Mauricio Ramírez Landaverde, informó que ya se ha iniciado todo un plan de intervención integral en 81 sectores de los diez municipios priorizadas como parte del Plan El Salvador Seguro.

Producto de este esfuerzo ya se registra una considerable reducción de la incidencia delincuencial.