Se firmó un convenio entre el Ministerio de Salud y el de Justicia y Seguridad Pública, para fortalecer el trabajo integral en el tratamiento de privados de libertad que padecen tuberculosis.

De acuerdo a las autoridades de ambas instituciones de gobierno se implementarán mecanismos efectivos de control, así como el aislamiento y estricta supervisión del tratamiento indicado.

Para el ministro Mauricio Ramírez Landaverde, el hacinamiento es uno de los principales factores de riesgo que favorece la propagación de la enfermedad, por ello ya trabajan en la ampliación de la capacidad del sistema carcelario nacional.Fortalecen atención integral para privados de libertad con padecimiento de  tuberculosis

Gracias a esta iniciativa la cartera de Salud invertirá alrededor de 1 millón de dólares para la readecuación de áreas de aislamiento en nueve centros carcelarios como Chalatenango, Ciudad Barrios, Quezaltepeque, San Miguel, Izalco, Apanteos, Gotera, San Vicente y Mariona.

Las cifras reflejan que solo durante el 2015 se contabilizaron 724 casos al interior de las prisiones, mientras que para el primer trimestre del presente año el número ha bajado.