Como parte de las medidas extraordinarias que se impulsa para reforzar la seguridad ciudadana y el combate frontal a la delincuencia, el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Mauricio Ramírez Landaverde anunció el estado de emergencia en siete Centros Penales a nivel nacional.

Esta medida se desarrolla en los Penales de San Francisco Gotera, Izalco, Ciudad Barrios, Chalatenango, Cojutepeque, Quezaltepeque y Zacatecoluca, y tendrá una duración de 15 días.

El estado de emergencia implica que queda restringida las visitas íntimas y familiares, y solo se permitirá las visitas de asistencia profesional; además del encierro de los privados de libertad en sus celdas y se suspenden las salidas a cualquier otra actividad fuera de los recintos penitenciarios a excepción que se trate de emergencias de carácter médico.

Además, hicieron un llamado a los habitantes que residen a los alrededores de los Centros Penales a que colaboren con las autoridades ya que se estará interviniendo las viviendas particulares y todo tipo de establecimientos para tener un mayor control y seguridad cerca de los recintos.IMG_3029 copy

Así mismo la Dirección General de Centros Penales (DGCP) con el apoyo de la Policía Nacional Civil (PNC) y de la Fuerza Armada de El Salvador (FAES) han efectuado el traslado de 299 privados de libertad, que pertenecen a diferentes estructuras delictivas y que guardaban prisión en los centros penales antes mencionados, hacia el Centro Penal de Quezaltepeque.

Con estas medidas se busca evitar el cometimiento de delitos desde los centros penitenciarios y llevar seguridad a la población.