Con el objetivo de brindar espacios de sano esparcimiento a las niñas, niños y jóvenes del municipio de Jiquilisco en Usulután, el viceministro de Prevención Social, Luis Roberto Flores Hidalgo, junto al ministro de Gobernación y Desarrollo Territorial y la Directora General del INJUVE, inauguraron el complejo para la Convivencia y el Buen Vivir en dicha cabecera departamental.

El complejo eco turístico está compuesto por una cancha de fútbol, tanto de césped sintético como de fútbol playa, juegos mecánicos para la niñez y una pista de patinaje.

Con este proyecto se verán beneficiados aproximadamente 13 mil jóvenes de la zona, como parte de la prevención social de la violencia y para que sus familias cuenten con un espacio de sano esparcimiento y desarrollo personal.Inauguran Complejo para la Convivencia y el Buen Vivir

La inversión de la obra asciende a más de 209 mil dolares, fondos provenientes del proyecto Fortalecimiento de Centros Juveniles y Espacios Comunitarios de las Regiones Central, Occidental y Oriental de El Salvador; como apoyo al Programa Comunidades Solidarias (FOCAP), en el marco de la implementación del Plan El Salvador Seguro que implementa el gobierno a través del Subgabinete de Prevención de la Violencia.

En el proyecto que contó con una contrapartida de la municipalidad de Jiquilisco, la alcaldía impulsará los programas: círculos familiares a través de los cuales la comunidad educativa (estudiantes y sus familias) recibirá atención psicológica y educativa; y de atención a la primera infancia.

Por su parte, el INJUVE impulsará  actividades recreativas, deportivas, educativas, de convivencia familiar, arte y cultura, en coordinación con la Juntas Directivas, organizaciones comunitarias y organizaciones juveniles.

Entre las acciones que se promueven en coordinación con el gobierno local están: capacitaciones a las y los miembros del Consejo Municipal  de Prevención de Violencia (CMPV) y de la Ley General de Juventud.

La obra inaugurada viene a contribuir con la generación de oportunidades para las juventudes del Jiquilisco, con lo que se busca apoyarles a través de la rehabilitación de espacios públicos, uno de los ejes contemplados en las medidas extraordinarias de prevención de violencia.