Misión, Visión y Valores

Objetivos

Servicios

Contáctenos

Reseña Histórica

DGME

Dirección General de Migración y Extranjería

Antes que se creara una ley o institución responsable del control migratorio, la Policía Nacional era la única autoridad que velaba por la seguridad del territorio y de los ciudadanos. Haciéndose responsable del control de movimientos de pasajeros y del tráfico, de circulación de peatones y de toda clase de vehículos en la capital y en ciudades de más intenso tráfico del interior.

La Ley de Migración fue publicada en el Diario Oficial el 21 de junio de 1933. Para entonces se crea a la vez la Oficina Central de Migración, que años después se convertiría en Dirección General.

Con la creación de la Oficina Central de Migración inició el «Control Migratorio» y las solicitudes para el trámite de pasaportes otorgados a nacionales. Estas eran remitidas mediante listado a la Secretaria de Relaciones Exteriores, quien emitía finalmente el documento al interesado, Los tipos de pasaportes existentes eran: los ordinarios, diplomáticos, especiales y colectivos.

La validez de ellos era de un año o caducaba cuando el portador regresaba al país antes del año, pero si el interesado deseaba renovarlo podía hacerlo por un año más, previo al pago de los mismos derechos que uno nuevo.

En el caso de los extranjeros que salían del país, debían llevar su pasaporte visado por la Secretaría de Relaciones Exteriores. y los que pretendieran ingresar nuevamente a El Salvador tenían que traer su documento de viaje, visado por un agente consular salvadoreño destacado en el país de procedencia.

Cuando nace la Ley Migratoria en 1933, se reforman las disposiciones de salida para los nacionales y extranjeros, dejándole este control a la Oficina Central de Migración.

El documento de identidad para los extranjeros que residieran o circularan dentro del territorio nacional, era conocido como Tarjeta Individual de Identidad, Las características de la tarjeta eran similares a las de un pasaporte: fotografía, nombre, apellido, estado civil, profesión, religión, oficio, estatura, color de tez, pelo y cualquier señal particular visible en la cara, entre otros.

Después de haber entrado en vigencia la Ley de Migración, las resoluciones de naturalización de extranjeros continuarían realizándose en las Gobernaciones Departamentales, tal como era concebido por constitución en 1886, dichas gobernaciones estaban regidas por el Ministerio del Interior.

La Oficina Central de Migración fue creada específicamente para procurar el debido cumplimiento a lo establecido en la Ley de Migración, en cuanto al registro y control de extranjeros residentes en el país, la Secretaría de Relaciones Exteriores entregaría todos sus archivos al Departamento de Extranjería del Ministerio del Interior, para que se iniciara el registro a través de esa institución.

En el año 2002 con una nueva estructura de trabajo, el Departamento de Extranjería es adicionado a Migración, convirtiéndose esta institución en la Dirección General de Migración y Extranjería, realizando una reingeniería en los trámites y procesos que se habían venido desarrollando.

Durante mucho tiempo la prestación de servicios tanto en la obtención de documentos de viaje como de entrada y salida del país sirvió para que muchos empleados se enriquecieran ilícitamente, sin embargo fue a partir de 1996 que se modernizaron los sistemas informáticos haciendo transparentes, accesibles y expeditos los servicios que la entidad presta, así como también se han realizado varios convenios con los países de la región para mejorar  y agilizar los trámites migratorios entre las naciones.