A poco más de un mes de que se dieran a conocer las medidas extraordinarias de prevención, el viceministro de Prevención Social, Luis Roberto Flores Hidalgo, y varios miembros del Subgabinete de Prevención Social de la Violencia, presentaron a los medios de comunicación un informe de los resultados que se han obtenido.

En su encuentro con los medios el  viceministro destacó el inicio del plan de reparación de 704 centros educativos ubicados en los municipios priorizados, la implementación del “Plan Cero Grafitis” mediante el cual se ha logrado liberar de esos mensajes dañinos a 56 comunidades habiendo borrado más de 8 mil metros cuadrados de grafitis pandilleriles.

Así como el inicio de la rehabilitación de 81 espacios públicos, acción que se comenzó con la inauguración de una cancha de playa en el cantón Isla de Méndez del municipio de Jiquilisco, Usulután construida con un monto de más de 52 mil dólares.

También se informó que ya se han asignado 8 millones 653 mil dólares de la contribución especial para la ejecución de diferentes programas de prevención entre estos: un millón 500 mil para el programa de empleo y empleabilidad juvenil con lo que se busca ampliarlo a 2 mil personas más.

Se ha asignado un millón 600 mil al MINED para reparación de techos, baños y pintura de 116 escuelas priorizadas, más un millón 200 mil para reinsertar en el sistema educativo a 4 mil adolescentes y jóvenes; un millón 400 mil para mejorar la atención a víctimas en hospitales de la red pública, 300 mil para atención sicosocial de estudiantes de 116 escuelas priorizadas, 400 mil para apoyo del programa “Actívate” y “Cero Grafitis”; 800 mil para mejora de 81 espacios públicos, 953 mil para ampliación de programa “Yo cambio” en Centros Penales; 150 mil al INDES y 150 mil a Secultura para dinamización deportiva y cultural de 81 espacios públicos en contexto de programa Actívate.

A través de todos estos esfuerzos se busca por medio del Subgabinete de Prevención de la Violencia, integrado por más de 18 instituciones de Gobierno, brindar oportunidades de recreación, esparcimiento y de superación personal a los y las jóvenes residentes en los municipios priorizados en el Plan El Salvador Seguro.