El Ministro de Justicia y Seguridad Pública, Benito Lara, acompañado del Director General de la Policía Nacional Civil (PNC), Comisionado Mauricio Ramírez Landaverde, entregó una flota vehicular de 72 patrullas y 50 motocicletas a jefes policiales a nivel nacional y líderes comunales, para fortalecer el trabajo territorial que se realiza bajo la nueva filosofía de Policía Comunitaria.

Con fondos provenientes del Ministerio de Justicia fueron adquiridas 40 patrullas por un monto de 1 millón 367 mil 533 dólares y 50 motocicletas con una inversión que asciende a 100 mil dólares y serán destinadas para Puestos y Subdelegaciones en las regiones Occidental (17), Central (3), Paracentral (1) y Oriental (19).

De igual forma con dinero de la Corporación policial han sido adquiridas 32 patrullas por un monto de 1 millón 72 mil 207 dólares, que serán destinadas para las regiones Metropolitana (5), Paracentral (10), Oriental (12) y para las Divisiones de Control Migratorio y Fiscal, y Protección a Personalidades (PPI), asimismo para la Unidad del Mantenimiento del Orden (UMO), Grupo de Reacción Policial (GRP) y Grupo de Intervención Antipandillas.

La nueva flota vehicular está compuesta de pick-up doble cabina 4×4, cada uno con sistema de comunicación, sirenas y demás accesorios propios de los carros policiales. IMG_6715

Una de las principales estrategias por parte de la Corporación policial es el fortalecimiento en el territorio y cuyas acciones se vienen desarrollando desde el 2009, con mayor énfasis a partir del 1 de junio del 2014.

En el 2014 fueron entregados 59 vehículos policiales. Durante el 2015 se entregaron 178 patrullas y 132 motocicletas y 28 vehículos para diferentes áreas, por un monto de más de 6 millones 310 mil dólares, entre donaciones y adquiridos con fondos PNC.

La última entrega de vehículos la realizó el presidente de la República, profesor Salvador Sánchez Cerén, el 2 de diciembre de 2015,  y consistió en 79 patrullas y 30 motocicletas; lo que ha permitido  incrementar el trabajo de la PNC en el terreno, con patrullajes preventivos y en diversas actividades en apoyo a la comunidad, principalmente en aquellos municipios priorizados en el Plan El Salvador Seguro.