Con más de mil 600 pruebas antidoping realizadas, autoridades de Toxicología y de la Policía Nacional Civil han iniciado una serie de operativos nocturnos que buscan prevenir accidentes de tránsito provocados por conductores que manejan bajo los efectos del alcohol y drogas.

Gracias a este trabajo se logró detener a18 conductores peligrosos quienes fueron llevados ante las autoridades correspondientes.

De acuerdo al director de Toxicología del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, Ricardo Cook este tipo de controles continuará durante todo el año en aquellas zonas sugeridas por las autoridades policiales.

Agregó que ya se han presentado reformas legales que incremental las multas para aquellos que sean sorprendidos conduciendo con niveles de alcohol no permitidos o sustancias ilegales.