El vicepresidente de la República, Oscar Ortiz en compañía del ministro de Justicia y Seguridad Pública, Mauricio Ramírez Landaverde y del director general de Centros Penales, Marco Tulio Lima, realizaron un recorrido para verificar los avances del Sistema Productivo en la Granja Penitenciaria y las obras de construcción del Centro de Detención Menor en Santa Ana.

Durante el recorrido se pudo observar los trabajos agrícolas, en tallares de estructuras metálicas, de construcción, tareas comunitarias en la zona y otras actividades productivas que realizan los internos que se encuentran en fase de confianza, generando así hábitos de trabajo y promover la rehabilitación y reinserción en la población reclusa.

El sistema de producción penitenciaria en la Granja de Santa Ana, cuenta con el cultivo de hortalizas, rábanos, pepinos, lechugas, cultivo de plantas maderables y frutales, entre otras.Verifican avances del Sistema Productivo en Granja Penitenciaria y la construcción del Centro de Detención Menor en Santa Ana

Asimismo, se cultiva más de 36 mil tilapias en los cuatro estanques con los que cuenta la Granja; se tiene dos manzanas de terreno con siembra de maíz y otra parte del terreno con plantación de cacao y plátanos.

La Granja Penitenciaria de Santa Ana tiene una inversión en infraestructura que asciende a $5,926,709.09  fondos provenientes del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), y tiene una capacidad instalada de 2,586 espacios en cuatro módulos para privados de libertad en fase de confianza.Verifican avances del Sistema Productivo en Granja Penitenciaria y la construcción del Centro de Detención Menor en Santa Ana

“Gradualmente el sistema de producción está creciendo, ofreciendo segundas oportunidades a los privados de libertad. Esta es la reforma penitenciaria más profunda que se ha desarrollado en la historia del país”, expresó el Vicepresidente

De igual forma se verificó la construcción del Centro de Detención Menor que actualmente presenta un avance del 98% y que tendrá la capacidad de albergar a 3 mil privados de libertad; esta obra tiene una inversión de $3.5 millones de dólares.