LOGO INSTITUCIONAL
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
EN ES

Gustavo Villatoro: “Seguimos dando pasos importantes en nuestra misión de terminar con la impunidad”

El 7 de abril de 1981 un grupo de hombres armado, portando uniformes militares, sacaron violentamente a 5 víctimas de sus viviendas, les privaron de libertad y los condujeron en vehículos con rumbo desconocido. Días después, los cadáveres fueron encontrados, con señales de tortura, a la orilla de la carretera que conduce a San Alejo, en La Unión.

Sobre este caso el ministro de Seguridad Pública expresó: “seguimos dando pasos importantes en nuestra misión de terminar con la impunidad y llevar ante la justicia a quienes cometieron crímenes durante el conflicto armado. La Fiscalía General de la República ordenó la captura de tres sujetos vinculados al secuestro, tortura y asesinato de cinco personas”.

Los detenidos son José Inés Benavides Martínez, Luis Alonso Benavides Polio y José de la Cruz Orellana, por los delitos de Homicidio Agravado, Robo y Asociaciones Ilícitas. Los hechos se registraron el 7 de abril de 1981 en el cantón San Andrés, en San Miguel.

Las víctimas, identificadas como Ángel María Chávez Benavides, María Verónica Ernestina Aguilar de Chávez, José Luciano Benavides, Guillermo Antonio Magaña Castellón y Rogelio de la Cruz Magaña Castellón, fueron secuestradas y sus cadáveres se encontraron días después.

“Esta acción demuestra la importancia de la reforma de ley presentada el pasado 27 de julio, que busca la imprescriptibilidad de delitos cometidos décadas atrás con el fin de hacer justicia y que el dinero regrese al Estado” aseguró el titular de Seguridad.

Publicado el 13-08-2021.